Carmelo Torrez, un triunfador sin tanto cuento.